22 de nov. de 2012

Museo Regional de San Agustín en el Valle de Juarez (Chihuahua)


El territorio mexicano es un lienzo sobre el que podemos encontrar los más hermosos paisajes de la naturaleza que encuentre en la extensión de este suelo, la variedad de climas necesaria para poder expresarse de las más diversas formas: con mares y selvas por aquí, con bosques espesos y desiertos por allá.
Si hemos visitado este país, que atrae al año millones de turistas de todas partes del mundo, sabemos que es así, que no solo encontramos contrastes interesantes sino que cada lugar en sí, cada pueblo, cada ciudad, cada colonia es un tesoro a descubrir.

Eso es lo que pasa también con las ciudades fronterizas, las que marcan el paso de un país a otro, las que se erigen también como límites de la soberanía. Una de ellas, Ciudad Juárez, nos muestra cómo en un lugar al que podemos visitar por su naturaleza o por el que pasamos antes de llegar a otro sitio, tiene mucho más que eso para ofrecernos.

Y es que el norte es un territorio con una gran propuesta cultural que quizás pasa desapercibida para las carteleras de las agencias de viajes pero que, sin embargo, está allí, presente para sus habitantes y para los viajeros que decidan pasar un rato y detenerse a conocer algo de la cultura de Chihuahua.

Pero para adentrarnos en esta parte de la vida chihuahuense es necesario primero conocer los lugares dedicados plenamente a la actividad cultural, tales como centros o museos, que nos permiten acercarnos de una manera hasta pedagógica a  la historia y cultura de este pueblo sin abrumarnos con toda la información junta sino a través de recorridos o propuestas específicas.

Uno de estos museos en Chihuahua es el Museo Regional de San Agustín en el Valle de Juárez. Este lugar está ubicado en el kilómetro 29.4 de la Carretera Juárez – Porvenir, en lo que se conoce como el ejido de San Agustín. Para llegar a este lugar se toma desde Ciudad Juarez la carretera mencionada en un recorrido que dura aproximadamente unos 30 minutos.

El edificio en el que se encuentra este museo fue una escuela durante 50 años. De hecho, quien tuvo la idea de destinar un espacio para las piezas de valor que representaban el testimonio de la historia de la ciudad fue el director de la Escuela Primaria Estatal quien, preocupado al ver que esos valiosos objetos eran llevados al país vecino o vendidos, decidió recopilarlos y presentarlos como orgullo del pueblo.

Entre esos objetos se encuentran algunos que datan de las primeras comunidades, así como aquellos que formaron parte de la Guerra contra Texas en la que México perdió parte de su territorio así como aquellos que hacen alusión al Tratado Guadalupe-Hidalgo en el que se sentaron definitivamente esas divisiones territoriales. Parte de la colección del museo tiene una estrecha relación también con la Revolución Mexicana, una etapa muy importante de la historia para esta ciudad que fue nombrada “Heroica” por su participación en aquel proceso.

Pero la historia no es todo lo que podemos conocer en este que es uno de los más interesantes museos en Chihuahua sino que también podremos ver una colección de mineralogía y fósiles marinos. Además este lugar extiende su labor de enseñanza en un espacio especial: una biblioteca que cuenta con más de ocho mil volúmenes para la consulta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada